Categorías

Golpe de Estado en Colombia y la muerte de Gaitán

Por Henry Barbosa

Ante los llamados apocalípticos de la ultra derecha, que anuncia soterradamente entre los escritos de sus áulicos un posible GOLPE DE ESTADO en nuestro país, ante esa aterradora posibilidad y de acuerdo a lo publicado por PLINIO APULEYO MENDOZA en el periódico El Tiempo, que dice “Ante una polarización presentada como un falso antagonismo entre izquierda y derecha (rótulos muy del gusto de nuestro perfecto idiota latinoamericano) y ante el creciente desprestigio del mundo político, puede abrirse una real opción para un candidato inédito”. Escrito que viene de un individuo que en los años ochenta siempre defendió a los paramilitares que asolaron los campos de San Vicente de Chucuri, esta vez este clasista columnista la sacó del estadio, sin vergüenza alguna nos adelanta los planes de una ultra derecha oscura y retrograda.

Soacha Ilustrada publica a partes del expediente sobre la investigación del asesinato del líder liberal Jorge Eliecer Gaitán.

jorge-eliecer-gaitan

Palabras de Gloria Gaitán, hija de JORGE ELIECER GAITAN, descubriendo el manto de impunidad con uno de los asesinos del caudillo liberal, el político Plinio Mendoza Neira, quién llevó a Gaitán a una trampa mortal, para después huir y presentarse al día siguiente cuando sus cómplices le garantizaron completa impunidad.

Mendoza Neira fue el papá del nefasto periodista Plinio Apuleyo Mendoza “de tal palo tal astilla”………Los Mendoza están involucrados en la violencia partidista que dejó más de 350.000 muertos en los años 50, cuando envenenaban con discursos a los campesinos ignorantes mientras ellos en Bogotá se lucraban de los cargos públicos…..

(….)”Cuando años más tarde, en 1947, mi padre se convirtió en Jefe Único del Partido Liberal convertido en el PARTIDO DEL PUEBLO y los oligarcas dirigentes del partido, llamados “jefes naturales”, se auto exiliaron, yéndose López Pumarejo a vivir a Londres, dejó a Plinio Mendoza Neira encargado de filtrarse en las filas unidas del partido bajo la dirección de Gaitán, preparando la estocada final para que las oligarquías volvieran a retomar el mando del partido.

Plinio Mendoza Neira

Plinio Mendoza Neira

Los militantes de base alertaban a su jefe sobre el peligro que representaba la cercanía táctica de Mendoza Neira diciéndole: “doctor Gaitán, apártese de los judas, aléjese de Plinio Mendoza”, le repetía el pueblo y mi papá contestaba – de lo cual fui testigo – “déjenlo, los judas se ahorcan solos”.

El día del asesinato de mi padre, salió a almorzar en compañía de varios políticos, incluyendo a Plinio Mendoza. Al bajar el ascensor este judas le dijo a los demás acompañantes que se quedaran en el fondo del corredor mientras él salía con mi papá, a quien tenía que decirle algo en privado. Al llegar a la puerta tomó del brazo a mi papá (era la señal para el sicario) y antes de que el criminal, Juan Roa Sierra, sacara el arma para disparar, Mendoza Neira salió corriendo. Mi papá, ya sólo, al ver unos segundos después que el asesino sacaba el arma, se volteó en un intento desesperado por volver a entrar al edificio de donde acababa de salir. Es por ello que los tiros le entraron por la espalda. Al escuchar los disparos, las demás personas que se habían quedado rezagadas al pedido de Mendoza Neira salieron precipitadamente y encontraron a mi papá sólo, tendido en el piso.

El asesinato del caudillo liberal ocasionó la destrucción de una parte de la ciudad de Bogotá, hecho que se conoce como el “Bogotazo”.

El asesinato del caudillo liberal ocasionó la destrucción de una parte de la ciudad de Bogotá, hecho que se conoce como el “Bogotazo”.

Cuando en la investigación interrogaron a Plinio Mendoza Neira éste dijo que a mi papá le dispararon en el pecho y que cayó de espaldas, momento en que él salió a buscar un taxi para transportar a mi papá a la clínica. Lo mismo lo repitió años más tarde a la Revista Cromos, lo que prueba que no estuvo presente en el momento en que el asesino sacó el arma y mi papá dio la vuelta para protegerse. El investigador, al servicio del Presidente de Colombia, autor del crimen, no profundizó en semejante señal de que Mendoza Neira apartó a los otros políticos para estar sólo con mi papá y que salió corriendo antes de que apareciera el arma, lo cual indica que ya sabía lo que iba a ocurrir. Esto da razón de por qué creyó que los disparos se los habían dado de frente…”(….)

Guardar

Guardar

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *