Categorías

El daño ambiental y arqueológico de la cantera de San Mateo

HUEVO 1

Por Eduardo García, exclusivo para Soacha Ilustrada.

Y paso lo que siempre se soñó y que se sabía que algún día tenía que llegar, el cerramiento definitivo de las minas ilegales que desde hace varios años venían funcionando en el sector de San Mateo y Ciudadela Sucre del municipio de Soacha.

Después de tanta mediocridad, corrupción e ineficiencia de las personas encargadas tanto del municipio de Soacha, como de la Gobernación de Cundinamarca, que inclusive costaron la vida de niños, mujeres y ancianos, víctimas de la contaminación y degradación acelerada del medio ambiente, por fin alguien con los suficientes pantalones la cerró.

Nadie se podía imaginar que el alcalde de Bogotá Gustavo Petro, de un solo plumazo dejara con espuma en la boca a tanto charlatán de los que deambulan en la administración de Soacha, devengando salario por acciones que desconocen o que por completa ineptitud, no puede hacer.

amb 15

La explotación minera más grande a cielo abierto del municipio, que solamente le dejaba unas ridículas monedas al tesoro municipal, que tenía vencido desde hace varios años los correspondientes permisos para su funcionamiento, que día a día degradaba el ambiente de uno de los sectores con más injusticias sociales, no solamente del municipio sino del país y cuyas quejas nunca fueron atendidas por los políticos de Soacha.

Después del cierre en el lugar queda un socavón horroroso, digno de una película de terror, desfiladeros de más de 200 metros de profundidad, polvo, sequedad, donde alguna vez brilló la vida hoy solamente queda arena, polvo, viento y soledad.

Cuando se le preguntó a las autoridades distritales que realizaron el cierre de las minas el costo de la recuperación ambiental de siquiera un tercio de la mina, todos hicieron una mueca de sorpresa ya que el valor es incalculable. El daño es de tanta proporción que pasarán décadas para por lo menos intentar que la vida vuelva a florecer en ese lugar.

amb 16

¿Quiénes quedaron en evidencia con lo que se estaba presentando en estas minas de explotación ilegal?

Obviamente todos los funcionarios de la administración municipal en cabeza de Juan Carlos Nemocón, quién directamente debió corregir la situación en procura del bienestar de las miles que familias que habitan el sector.

Todos los concejales del municipio y los entes de control, Contraloría y Personería municipal que no utilizaron las herramientas y las facultades que les da la ley y ordena el sentido común.

Queda en evidencia la CAR, el organismo culpable que permitió que estas cosas sucedieran impunemente y la Gobernación de Cundinamarca,  envuelta como siempre en escándalos de corrupción que la mantiene postrada en la más completa ineficiencia.

¿Qué queda?

Vigilar que este proceso legal se respete, no tiene ninguna presentación que por presiones desconocidas nuevamente se permita reabrir la mina, sería reafirmar lo que siempre se ha sostenido ¡Que en Soacha la ley colombiana no existe!

amb 17

Según denuncias, a los dueños de este terreno se entregó licencia de construcción sin contar con Plan de Manejo Arqueológico.

¿Y la zona arqueológica qué?

En julio de 2012 en rueda de prensa ante los pocos medios de comunicación invitados, el ICANH y el alcalde Municipal Juan Carlos Nemocón, informaron que a partir de esa fecha no se expediría ninguna licencia de construcción sin cumplir lo ordenado por la ley en lo concerniente al Plan de Manejo Arqueológico, sin embargo, se conocen quejas de grupos sociales que denuncian que la administración municipal y la curaduría urbana, han entregado licencias de construcción en la zona arqueológica que contiene Pintura Rupestre en San Mateo a algunas empresas constructoras, contraviniendo las normas y el sentido común.

De igual manera, debido al descalabro y denuncias de corrupción ocurridas en el pasado Festival del Sol y Luna, el alcalde Nemocón prometió trasladar o cancelar los contratos a todos los funcionarios de la dirección de Cultura, entidad que en el papel debe proteger este patrimonio cultural. Ahora nuevamente se escuchan denuncias que funcionarios de la Secretaría de Educación estarían recomendando empresas de arqueólogos para que realicen y presenten estos estudios. La pregunta es ¿Existen licencias de construcción sin Plan de Manejo Arqueológico otorgados por la administración de Nemocón?

Desde décadas pasadas, siempre se pensó, de la necesidad de destinar esa zona para un parque arqueológico con el fin de preservar este patrimonio cultural de los colombianos, esta necesidad siempre se le planteó a todos los alcaldes de elección popular que ha tenido el municipio de Soacha incluido el actual alcalde Nemocón, hoy todas las cosas están dadas para cumplir ese sueño ¿Será que Nemocón si será capaz de construir el tan anhelado parque o actuará como Ernesto Martínez y Jesús Ochoa, dos aventureros que dejaron postrado al municipio en el atraso y en un asqueroso mar de corrupción?

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *