Categorías

Soacha: Laissez faire, laissez passer

GALAN JUAN MANUELPor Juan Manuel Galán Pachón

Pensar en Soacha, es recordar hechos que conmueven. Hace 25 años en su plaza principal fue asesinado mi padre, un líder que para muchos cambiaría las costumbres políticas tradicionales y acabaría con los peores males del Estado: el narcotráfico, la corrupción y el clientelismo.

Este municipio no solo ha sido conocido por ser el lugar de deceso de un carismático líder político, sino también, por el estado de abandono que ha provocado una de sus peores crisis económicas y sociales en más de 400 años.

Hablar de Soacha simplemente como un municipio inseguro y caótico es negar su calidad de víctima; víctima del crecimiento desmedido de Bogotá, víctima del conflicto armado interno de nuestro país, víctima del abandono. Soacha, un municipio que padece diariamente el desplazamiento forzado y que puede llega a albergar más de 200 000 personas, se enfrenta diariamente a demandas de servicios de salud y educación, trabajo, vías de acceso, seguridad y vivienda.

El 76% de la población del municipio, que pertenece a los estratos 1 y 2, requiere modelos de prestación de servicios adecuados y subsidiados que no tiene; requiere soluciones de movilidad que han llegado con 10 años de retraso y que muestran diariamente un sistema de Transmilenio colapsado y requiere territorios libres de peligros. Esta es la situación más crítica: según la última encuesta de percepción de seguridad, el 78% de las personas encuestadas demandan mayor protección.

El municipio solo cuenta con siete policías por cada 10 000 habitantes y, por consiguiente, no es capaz de controlar los hechos delictivos de homicidio, hurto y lesiones personales, que se concentran en la frontera entre Bogotá y Soacha aprovechando el difícil control de las autoridades locales para hacer cumplir la ley.

Soacha demanda soluciones urgentes y bien pensadas, requiere inversión y visibilidad desde el nivel nacional. Por esto, creemos que el reciente Proyecto de Ley de Área Metropolitana entre Bogotá y Soacha, radicado por el Gobierno Nacional, es una iniciativa que no se debe descartar sin hacer un estudio cuidadoso y responsable fundamentado en las necesidades de sus ciudadanos. Aquí hay que empezar a pensar soluciones antes de continuar el “laissez faire, laissez passer”.

prensa@juanmanuelgalan.com

Noviembre 30 de 2014

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *