Álvaro Cruz por dignidad debe renunciar a la Gobernación de Cundinamarca

z henry 1Por Henry Barbosa

La Fiscalía General de la Nación anunció oficialmente que solicitará audiencia de imputación de cargos contra Álvaro Cruz Vargas, actual gobernador de Cundinamarca, los cargos: delitos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho por dar y ofrecer y abuso de confianza calificado.

Igualmente la Fiscalía anunció categóricamente que pedirá la imposición de medida de aseguramiento en contra del Cruz Vargas, es decir que en pocos días tendremos nuevamente que ver el triste espectáculo de un gobernador de Cundinamarca en la cárcel, anteriormente esa vergüenza la vimos con el nefasto Pablo Ardila.

Ahora es el turno para los abogados penalistas, esos mercenarios de traje italiano que venden su alma al mejor postor, es el momento que se ganen su paga trabajando.

No la tiene fácil el Gobernador, los cargos y las pruebas son contundentes, los testimonios y confesiones de otros condenados lo incriminan y lo involucran en el escándalo de corrupción más aberrante que se tenga noticia recientemente, y digo recientemente porque Colombia es la mina de la corrupción y la politiquería.

A estas alturas estamos esperando la renuncia de Álvaro Cruz, no hay de otra, por dignidad, por respeto a la gente honesta que vive en el departamento y que tal vez en una ocasión creyó en él y le dio el voto. Su permanencia en el cargo es insostenible, el departamento no tiene por qué sufrir las consecuencias de todo ese lodo y porquería que inesperadamente cae sobre el solio de Antonio Nariño.

e24

Con su captura y posible condena, acabará la carrera política de Cruz Vargas, igual como le pasó a Samuel Moreno, Hipólito Moreno, Orlando Parada, Andrés Camacho Casado y Héctor Zambrano.

Dos veces fue elegido Gobernador, su paso no será recordado por nadie, un politiquero barato y mediocre, cuya obra de gobierno fue inane, se va Cruz y Cundinamarca sigue en el abandono total, sin carreteras, sin infraestructura, sin bibliotecas, sin economía agraria, sin política ambiental y sin desarrollo social.

A Cruz Vargas nadie lo va a extrañar, excepto los burócratas de medio pelo, que aupados bajo su protección deambulan sin oficio por los pasillos del palacio de la Gobernación, los mismos que llegan a los municipios a exponer los proyectos más ridículos y absurdos, producto de una gobernación consumida por la mediocridad y la politiquería.

Triste epilogo para la carrera de un político que junto con el Partido de la U, Cambio Radical, Partido Conservador y el Partido Liberal, le vendió esperanza al pueblo de Cundinamarca.

henrybarbosa@outlook.com

Julio 18 de 2015

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *