Categorías

HISTORIA GRÁFICA DE SOACHA (108)

¡El verdadero sentido de la modernidad en Colombia quedó plasmado por la fotografía, Soacha Ilustrada hace un aporte a la reconstrucción de la historia del municipio de Soacha y pone a disposición de sus lectores su página de HISTORIA!

En memoria de Thomas van der Hammen

Thomas van der Hammen

Thomas van der Hammen

Cuando murió en 2010, Thomas van der Hammen dejó instrucciones de que lo enterraran en el bosque cerca de su hogar en Chía. Con ese gesto, el científico resumió una vida en la que unió dos países y exploró la historia natural de Colombia reparando tanto en los cambios más grandes como en los detalles más pequeños.

Llegó a Colombia en 1951, a los 27 años y con títulos en geología, biología, paleontología y botánica. Vino al país a trabajar con el Servicio Geológico Nacional. Durante el resto de su vida viajaría por todo el país, desde las cordilleras hasta el Amazonas, avanzando el conocimiento en las múltiples disciplinas que dominaba. Entre ellas estaba la de la palinología, el estudio del polen de las plantas.

A partir de un elemento tan pequeño como el polen, cuyo análisis requiere de un microscopio, el holandés logró rastrear los cambios climáticos de las eras geológicas de la región y el desarrollo de su geografía en el tiempo. Usó esos conocimientos en 1974 cuando, junto con el arqueólogo Gonzalo Correal, encontró en el municipio de Soacha al que hoy se conoce como el hombre del Tequendama, figura que habitó el territorio hace unos 12.000 años. Pudo reconstruir, gracias a los rastros de polen y restos vegetales, el ecosistema en el que vivía.

van der hammen 5

Su hija María Clara describe un hombre apasionado por la naturaleza, al punto que el vínculo era espiritual. Riguroso y práctico, se dedicó a generar conocimiento sobre Colombia de una manera accesible a todos. Siempre estaba dispuesto a enseñar y compartir con todos, desde “chiquillos de vereda hasta ministros”, como dice María Clara, quien trabaja en una fundación para la conservación y el desarrollo sostenible de los bosques tropicales en el mundo.

Van der Hammen era capaz de conectar elementos y personas diversas. En sus expediciones reunía a dos países, viajando con el apoyo del gobierno de su país natal e instituciones colombianas como el Instituto Agustín Codazzi y el ICANH. Ponía “el territorio en primer lugar”, siempre buscando que se lograra una convivencia más sostenible.

En 1999, Van der Hammen presentó ante el Ministerio de Medio Ambiente un proyecto para crear un corredor ecológico que conectara los cerros orientales y el río Bogotá, para así conservar la sabana de la ciudad y prevenir que fuera consumida por la expansión urbana. Al ser uno de los mayores investigadores del ecosistema de la región Andina, señaló un área al norte de Bogotá que tiene un ecosistema con gran valor ecológico, conclusión que apoyo un panel de expertos convocado en 1999 por el Ministerio de Medio Ambiente.

Reserva Thomas van der Hammen

Reserva Thomas van der Hammen

Con esos resultados, en 2000 el Ministerio de Medio Ambiente declaró a esa área de preservación y señaló que era la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) la responsable de delimitarla. Esa delimitación no se hizo hasta 2011, y solo fue hasta 2014 que se hizo la organización del plan de manejo ambiental de la reserva, que lleva el nombre de Thomas van der Hammen.

A finales de enero de este año, el alcalde Enrique Peñalosa anunció que tiene la intención de construir viviendas para unas 250.000 personas en terrenos que son parte de la reserva. Su postura ha generado una fuerte reacción entre los ambientalistas, quienes señalan que Bogotá tiene la oportunidad de tener otro pulmón verde, que además puede ser un espacio de recreación.

El debate alrededor de la reserva Thomas van der Hammen todavía no ha concluido pero el hombre que le dio su nombre no alcanzó a verla. Se pensionó en una finca en Chía donde recibió continúas visitas de amigos y estudiantes.

Poco antes de morir dejó escritas sus memorias, que serán publicadas este año bajo el título “Una vida vivida” como parte de la serie Montes del Instituto Caro y Cuervo. Thomas van der Hammen dejó una lista de instrucciones sobre su entierro, y un texto que leyó su hija en la ceremonia. No tenía angustia de lo que seguía. Veía a la muerte simplemente como “pasar a otro plano”.

VAN DER HAMMEN

Biografía

– Doctor en Geología y Paleontología. Universidad de Amsterdam.

– Catedrático de la Universidad Libre de Amsterdam.

– Catedrático de las Universidades Distrital de Bogotá y Nacional de Colombia.

– Presidente del Círculo Palinológico de la Real Sociedad Holandesa de Geología.

– Director de la Sección de Palinología del Laboratorio Hugo De Vries, de Amsterdam.

– Autor de numerosas obras sobre El Cuaternario en Colombia.

– Miembro de la Comisión de las Ciencias Geológicas de la Real Academia Holandesa de Ciencias y de varias Sociedades nacionales e internacionales, entre ellas la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales, y la Sociedad Geográfica de Colombia.

– En razón de sus méritos científicos y su contribución a las investigaciones arqueológicas en Colombia, fue condecorado por el Gobierno Nacional con la Orden de San Carlos, en 1969.

Abril 9 de 2016

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *