Categorías

HISTORIA GRÁFICA DE SOACHA (114)

Soacha Ilustrada hace un aporte a la reconstrucción de la historia del municipio de Soacha y pone a disposición de sus lectores su página de HISTORIA.

Eternit en Colombia

Planta de ETERNIT en el sector del Muña en Sibaté (1982).(Dar clic para ampliar)

Planta de ETERNIT en el sector del Muña en Sibaté (1982). (Dar clic para ampliar)

Con la fundación de Eternit Colombiana S.A. el 21 de mayo de 1942 se inició la industria del fibrocemento en nuestro país con una fábrica en el municipio de Soacha, hoy municipio de Sibaté.

La industria de tejas onduladas de fibrocemento impulsó a la empresa a abrir dos años después plantas en Cali y  Barranquilla. En 1948 inicio la producción de tuberías de fibrocemento en la planta de Sibaté.

Expansión

(Dar clic para ampliar)

(Dar clic para ampliar)

Siete décadas después, Eternit ha cubierto más de 300 millones de metros cuadrados con sus tejas, ha servido a 1 millón y medio de viviendas con sus tanques y ha extendido cerca de 40.000 km de tubería de acueducto y alcantarillado por el territorio nacional.

Los productos Eternit fabricados en Colombia se exportan a países como Panamá, Aruba, Costa Rica, Perú, Venezuela, Ecuador y las Antillas Holandesas, entre otros.

Su producción genera más de 500 empleos directos entre instaladores, proveedores, transportadores y comerciantes, además de 50.000 indirectos, su red de distribución cuenta con más de 600 puntos de venta y más de 1.500 subdistribuidores en todo el país.

Vecino peligroso

eternit

En la década del 70, Eternit construyó un condominio para sus trabajadores cerca de sus instalaciones en el  municipio de Sibaté, exponiendo durante ese tiempo a todas las familias a los residuos de asbesto que dejaban los procesos de producción.

La exposición de estas familias al asbesto provocó que con el tiempo desarrollaran distintas afecciones pulmonares, como asbestosis, mesoteliomas pulmonares y cáncer.

Desde hace 20 años en Estados Unidos y al menos en 54 países, la mayoría europeos,  han prohibido el uso del asbesto en todas sus presentaciones, en Colombia aún se permite la utilización de la fibra en una presentación conocida como crisotilo. El material es utilizado en 90% para la elaboración de tejas y fibrocementos y en un porcentaje menor para la producción de pastillas de frenos y textiles.

A pesar de que en Colombia no existe ninguna investigación médica que relacione la utilización de asbesto con casos identificados de cáncer de pulmón, todos concuerdan en que hay suficiente sustento científico en publicaciones internacionales y antecedentes en otras naciones para determinar que sí hay un vínculo entre la patología de las personas enfermas y muertas que tuvieron contacto con las operaciones de la fábrica en la planta de Sibaté.

Ana Cecilia Niño

Ana Cecilia Niño

Casos como el de Ana Cecilia Niño y los diagnósticos en los miembros de las familias Bravo, Nivia y Mayorga se repiten: mesotelioma, un cáncer del revestimiento de las cavidades pleural y peritoneal; y asbestosis, una forma de fibrosis pulmonar.

Ante la evidente incapacidad de las instituciones responsables en Colombia de prohibir el uso del asbesto, la senadora Nadya Georgette Blel Scaff decidió presentar en el Congreso un proyecto de ley con el objeto de prohibir en su totalidad la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de todas las formas de asbesto y de los productos que sean elaborados con este elemento, sin embargo, ante la presión y el lobby de grupos empresariales y políticos, el proyecto se hundió y no fue aprobado.

Hoy grupos de ciudadanos, familiares de víctimas del asbesto y organizaciones internacionales como Greenpeace, promueven una intensa convocatoria en la población para enfrentar los peligros reales que causa el asbesto tan profusamente utilizado en el país.

tejas 2

Compartir

YahooBloggerRSS

Una respuesta para HISTORIA GRÁFICA DE SOACHA (114)

  1. Jose Ignacio GALARZA Mayorga, Responder

    2 diciembre, 2017 en 2:48 pm

    Hace muchos años se habla del peligro del asbesto
    pero como los posibles víctimas son gente humilde
    residente en el sector, hay que mantener la tal
    industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *