Categorías

Odisea por medicamentos y para llegar a Soacha

Dos pacientes con trasplante de riñón reclaman la entrega oportuna de medicamentos de los últimos dos meses. Viajarán a cita de control el lunes desde el departamento de Caldas hasta el municipio de Soacha en Cundinamarca.

María Elena recibió ayer en la tarde los medicamentos que tenía pendientes. Luz Mery aún espera la entrega completa de las fórmulas. Foto La Patria.

María Elena recibió ayer en la tarde los medicamentos que tenía pendientes. Luz Mery aún espera la entrega completa de las fórmulas. Foto La Patria.

Dos horas de Salamina a Manizales, ocho en un bus a Bogotá y hora y media a Soacha (Cundinamarca) debe recorrer María Elena Botero Giraldo para asistir a una cita de control el próximo lunes 28 de agosto.

La mujer, tratada por insuficiencia renal crónica y a quien le practicaron un trasplante de riñón hace 10 años, pide a su EPS Salud Vida que además de la alimentación le autorice el costo de traslado hasta ese municipio cundinamarqués.

“Llamé al hospedaje en Bogotá y me dijeron que no tienen contrato para trasladar a los huéspedes a Soacha. El transporte hasta allá vale $50 mil, eso sin contar con la comida y el regreso hasta la terminal. No voy a gastar un peso más, soy muy pobre y no tengo con qué”.

Las dificultades de María Elena iniciaron hace 16 años. En el 2000 una ecografía reveló que solo tenía el riñón izquierdo. Foto La Patria.

Las dificultades de María Elena iniciaron hace 16 años. En el 2000 una ecografía reveló que solo tenía el riñón izquierdo. Foto La Patria.

Para sus controles trimestrales, María Elena debe viajar al municipio de Soacha, vecino a Bogotá, porque allí hay una institución con unidad de trasplantes, habilitada por el Ministerio de Salud para brindar este servicio.

María Elena cuenta que el 3 de noviembre pasado, cuando fue la otra cita de control, le tocó insistir en la sede de Salud Vida en Manizales para que le autorizaran el dinero del transporte. Eso sin contar que la paciente tiene un fallo de tutela integral a su favor, lo que obliga a la EPS a sufragar todos sus gastos de traslado y alimentación.

Sin medicamentos

Esta no es la única preocupación de María Elena. También se queja por el suministro de medicamentos. “Antes la EPS era muy cumplida, pero hace dos meses interrumpieron la entrega”. Según ella, gracias a que interpuso tutelas y desacatos, el pasado sábado le entregaron las medicinas correspondientes a julio, pero le preocupa que aún faltan las de este mes.

“Estoy desesperada. Sé lo que es estar pegada a una máquina de diálisis y me costó mucho conseguir el trasplante para que una EPS eche todo a perder”.

La misma situación sufre Luz Mery Ríos Castaño, también de Salamina. “Desde hace dos meses tengo las fórmulas de julio y agosto, porque no nos llegaron los medicamentos. En la farmacia dicen que es la EPS y en Salud Vida culpan a la farmacia”.

Su preocupación, es que lleva dos semanas sin medicinas, por eso dice: “Estoy luchando por mi salud. No entienden que si no los tomo me puede fallar el riñón”.

Según Ríos, si no se las entregan ella cancela la cita de control en Soacha. “Ese viaje es muy largo y si no hay medicamentos lo que hago es arriesgar más el riñón”, concluye.

La situación de Luz Mery despertó el tradicional sentimiento de solidaridad de los manizaleños, el diario La Patria se comunicó con personal de la EPS el pasado martes en horas de la mañana. La EPS anunció que enviaría los medicamentos para María Elena y que estaba trabajando para conseguir los de Luz Mery.

Sobre el transporte y la alimentación, la EPS aseguró que está todo debidamente autorizado para la cita en la IPS Servicios Médicos Procardio en Bogotá, pero dijo que iba a revisar lo del traslado a Soacha.

Diario La Patria

Guardar

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *