Categorías

El incomprendido

PUENTE 1

Por Cristian Sneyder Rodríguez Aguilar

Este incomprendido, no es el famoso Alcalde Mayor de Bogotá, “Kike” después de que se utilizara este apelativo en la revista Semana en su edición 1810 donde se mostró como un eficaz administrador. Pero que debido a sus decisiones y posturas (algo controvertidas) para llevar su visión de ciudad que muchos habitantes desaprueban es visto por los medios como tal. Como un incomprendido.

Pero no, esta es la historia de cómo en el municipio de Soacha se utiliza recursos para hacer puentes que rompen con el paisaje urbano, y lo más grave. Que nadie va a utilizar.

Los puentes existen desde hace mucho tiempo, los romanos llevaron la técnica de hacer puentes durante sus invasiones a los pueblos del norte de Europa en busca de expandir su imperio, al igual que las carreteras con el objetivo de hacer más fácil el trasporte y el contacto entre las provincias  y la metrópolis; Así como para proveer de lo que necesitaran. Los puentes se hacían para unir, pero por lo visto el Suacha se hacen para separar.

Hace cuatro meses, los habitantes del barrio Camilo Torres en la comuna 6 y la Amistad en la comuna 2, separados por la Autopista Sur vieron erigirse una estructura de acero, sin saber que era hasta que pasados los meses fue tomando forma de puente un tanto disímil a la de los demás, y en un sector en el cual a 100 metros al norte queda el puente de la estación San Mateo y 100 metros al sur el puente de la calle 22. Es una gran incoherencia, así como lo han sido gran parte de las obras públicas en los últimos años no solo en Suacha sino en toda Colombia.

En lugares en donde se hace palpable  de manera más urgente la necesidad de un puente no los hay. Mientras la alcaldía y los funcionarios públicos siempre se excusan diciendo que no hay recurso ¡nunca los hay! Entonces ¿Por qué no mejorar los cerca de 15 semáforos que hay en la ciudad? Ampliar la cobertura de los mismos, señalizar y hacer campañas con los peatones. Los semáforos son una apuesta importante porque ahorran el costo de la infraestructura y los tiempos de los demorados contratistas para entregar una obra. Más cuando los ciudadanos prefieren en muchas ocasiones  cruzar la Autopista arriesgando sus vidas antes que pasar un puente porque sienten que este le quita valioso tiempo a sus vidas, van de afán o son peligrosos.

La excusa más común, así que el problema aquí es de practicidad. Pero una practicidad que dé resultados salvando vidas por que los otros métodos como el inculcar cultura ciudadana, ejercicio importante toma tiempo para su adopción y comprensión por parte de la ciudadanía. Eso también debe ir ligado a la mejora de la señalización y la mejora del icónico “puente de Suacha” El de la calle 13 que conduce al centro.

IMG_0774

Dos hipótesis intentan explicar este puente: La primera es que el puente es construido con el fin de salvar la vida de ciudadanos ya que para el año 2003 cuando se presentó la acción popular contra la actual ANI este punto de la autopista, era un punto crítico. Pero las cifras hoy en día muestran lo contrario. La necesidad de construir infraestructura debe centrase en los verdaderos puntos críticos en la actualidad como es la autopista sur a la altura de los moteles, Ducales, y Tres M.  Pero la construcción del mismo o la alteración de la infraestructura le corresponden al Gobierno nacional al ser esta vía de la nación. Bajo la jurisdicción de la ANI el alcalde debe presionar y dejar a un lado su palpable pasividad

La segunda, es que el proyecto podría servir para una inminente estación de Transmilenio en la calle 22 como producto de la puesta en marcha de la fase II en el municipio. Esta hipótesis parece la más probable pero dentro de la construcción del puente no se nota la bifurcación central que debería tener para darle vía a los peatones y permitirles el acceso a una hipotética estación de Transmilenio

Pero al parecer parece que a la actual administración le quedó grande cumplirle a sus electores. Donde está el viaducto que prometió Eleázar en campaña, la construcción del hospital Mario Gaitán Yanguas nivel 3 y la ampliación de Transmilenio en sus faces II y III. Además la implementación de modos de transporte alternativo y construcción de infraestructura sensible. El Cazucable, colegios y de vías para una ciudad cada vez más grande y que debe corresponder a las demandas de los ciudadanos para mantener las condiciones de bienestar de todos.

Claro está, no todo es culpa del alcalde. Aunque si la mayoría ya que su papel es representar los intereses de todos los suachunos ante el Gobierno nacional, generar presión para que estos proyectos no se queden estacados o pasen al olvido.

Una bomba de tiempo es lo que somos, Pero resulta que es mucho más fácil construir un centro comercial o promocionar la apertura de McDonald en Gran Plaza. Y los ciudadanos del común, quien piensa en nosotros a lo mejor nosotros somos los incomprendidos.

****

4Cristian Sneyder Rodríguez Aguilar, nació el 18 de julio de 1998 en el hermoso municipio de Suacha, tiene 18 años  y es estudiante de tercer semestre de Política y Relaciones Internacionales en la Universidad Sergio Arboleda e integrante de  la agrupación política Suacha Común Alternativa.  Apasionado de la lectura, escritura y el metal. Soñador pero con los pies muy en la tierra. Comprometido con la construcción de la paz y un mejor país para todas y todos por medio de la trasformación social; así como en darle una segunda oportunidad al municipio de Suacha.

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *