Categorías

TransMilenio por la Avenida Ciudad de Cali: Es tiempo de negocios

z-henry-1Por Henry Barbosa

Bogotá es una ciudad de paradojas, en ella convive la opulencia y la riqueza desbordada con la más aterradora miseria, donde aún niños menores de cinco años mueren anualmente de física hambre, y donde la realidad se tergiversa o se magnifica dependiendo el mandatario de turno.

Un caso patético y que ningún medio de comunicación perteneciente a la élite controvierte o menciona es el Parque Metropolitano Tercer Milenio, ubicado en pleno centro de Bogotá entre la carrera Décima y la avenida Caracas, aledaño a la zona comercial de San Victorino y a la sede del Instituto de Medicina Legal.

Pues bien, este parque que costó la escandalosa suma de $150 mil millones de pesos hace 17 años, y que produjo el desplazamiento de centenares de familias que por años habitaron el antiguo barrio Santa Inés, incluida la pavorosa “calle del cartucho”, tiene el deshonroso record de ser el único parque del mundo que solamente es conocido o visitado por 5 mil personas en toda su historia, en una ciudad de 8 millones de habitantes.

Es decir, un parque que no cumple ninguna función de parque, que no presta ninguna actividad recreativa o cultural y cuya creación tuvo un propósito, alejar la gente fea (gente pobre) de las sedes del poder, casa de Nariño donde despacha el presidente, los ministros y los congresistas y la alcaldía de Bogotá, lugar donde atiende el que debe velar porque estas injusticias no pasen en la Capital de la Republica.

Ésta estadística que ningún funcionario quiere mencionar, es similar a otra obra faraónica que está por comenzar y cuyos genios creadores, Peñalosa y sus amigos contratistas, pasan de largo cuando se les hace observaciones.

La Localidad de Bosa y el municipio de Soacha son actualmente el lugar de habitación de aproximadamente dos millones de personas, la gran mayoría  “encasillados” despectivamente como estrato uno y dos, cuyo inexorable destino es salir en las horas de la mañana a coger un bus para ir al trabajo y en la tarde o noche regresar en bus para hacer descansar el cuerpo y así al otro día, reiniciar nuevamente esta rutina por la supervivencia.

033

Nuestros genios, expertos en nada, determinaron que el metro, la obra más esperada por todos, iniciará o pasará a casi VEINTE kilómetros de distancia de Bosa y Soacha, como si los pobladores de estos pagos (pobres en su mayoría) fueran enemigos de Peñalosa, del IDU y los concejales de Distrito.

No pudieron hacer el diseño del metro más lejos porque geográficamente les resultó imposible, el Río Bogotá y las agrestes zonas del desierto de Zabrinsky se lo impidieron.

Pero como toda sorpresa tiene su lógica, apareció la solución debajo de la manga del alcalde Peñalosa, la construcción de una troncal exclusiva de TrasMilenio, es decir de buses Volvo para estos malagradecidos “ruanetas” del sur de Bogotá y Soacha.

Peñalosa sin sonrojarse anunció la construcción de una Troncal por la Avenida Ciudad de Cali[1] para transportar como borregos a todos los que por desgracia viven en esta zona de la Capital. No hay de otra, adiós al metro, a los trenes eléctricos, al tranvía, al tren de cercanías, al Regiotran de Soacha, al fin y al cabo todos ya están acostumbrados a los buses rojos, a ese transporte obsoleto, contaminante e inhumano que es una burla a los derechos humanos. Total para que metro si es más importante el TrasMilenio, por lo menos así lo recitan todos los funcionarios cercanos a Peñalosa.

Deben estar de plácemes el vendedor de buses BRT en Colombia, los vendedores de relleno fluido que ya debieron aparecer después de la primera alcaldada[2] y los agiotistas e inversionistas del transporte, es tiempo de la “Bogotá mejor para todos”, es tiempo de negocios.

henrybarbosa@outlook.com

[1] Adjudican los estudios para troncales de TransMilenio en la Carrera 68 y Avenida Ciudad de Cali http://soachailustrada.com/2017/11/10862/.

[2] POR QUÉ SE ROMPEN LAS TRONCALES DE TM http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1510998 y De las losas de Transmilenio a ampliar la Autonorte https://www.elespectador.com/noticias/bogota/de-losas-de-transmilenio-ampliar-autonorte-articulo-628752.

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *