Categorías

Petro promete dura oposición a Iván Duque

En su discurso, el candidato dijo que no permitirá que el país vuelva a la guerra.

petro

“Resistencia, resistencia”, se escuchó en el recinto en medio del discurso de 40 minutos que hizo el candidato presidencial Gustavo Petro, con el cual aceptó su derrota ante Iván Duque, el presidente electo. Minutos antes, el aspirante derrotado escribía en su cuenta de Twitter “¡Cuál derrota! Ocho millones de colombianos y colombianas libres en pie”.

Gustavo Petro se convirtió este domingo en el hombre de izquierda que en la historia de Colombia más cerca ha estado de llegar a la Presidencia.

Fueron 40 minutos en los que Petro, a pesar de la derrota, se mostró polémico, sin guardarse nada. Celebró su triunfo en algunas regiones del país, entre ellas Bogotá, la capital que lo vio como alcalde entre 2012 y 2015, en una gestión que estigmatizada por los grandes medios de comunicación y que fue utilizada por los “uribistas” para desprestigiar su candidatura, a pesar que fue destituido ilegalmente por la Procuraduría de Alejandro Ordoñez por un supuesto problema administrativo con la recolección de basuras, pero luego la Corte Interamericana de Derechos Humanos obligó a su restitución.

Lejos de reconocer abiertamente el triunfo de su rival -lo hizo en tono bajo y con una frase corta-, resaltó que Duque hubiese tenido el respaldo de los partidos tradicionales como el Liberal y el Conservador y de expresidentes como César Gaviria Trujillo y Andrés Pastrana, además de que su “jefe” era Álvaro Uribe Vélez.

“Tuvo que unirse toda esa maquinaria”, dijo a sus seguidores que lo acompañaban, para vencerle. Y siguió con sus directas al ganador: no le pedirá ni ministerios, ni embajadas. “Seremos la oposición”, agregó, al tiempo que anunció que aceptaba la curul en el Senado que le tenían guardada al candidato derrotado en la segunda vuelta.

GUSTAVO PETRO

Petro vuelve al lugar en que más se destacó en su carrera política. En el Congreso estuvo de 2006 a 2010, tras obtener la tercera votación más alta del país (143 mil). Ahora, advierte que desde ese lugar defenderá el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y la Farc en 2016, que el presidente electo dijo en su campaña que revisaría, y de ser necesario un ajuste lo propondría para evaluación.

“Somos ocho millones que estaremos en pie para defender el Acuerdo”, manifestó con vehemencia, en una clara advertencia de que se la pondrá difícil a Duque si desea ajustar el documento firmado con la guerrilla y ahora grupo político.

El excandidato no dejó escapar la oportunidad de enviarle un mensaje, sin nombrarlo, al excandidato Sergio Fajardo, de quien dijo que no había asumido su responsabilidad por no haberle sumado su respaldo -y en cambio anunciar su intención de votar en blanco- luego de la primera vuelta del 27 de mayo, cuando antes hubo coqueteos para conformar una misma candidatura con otro aspirante, Humberto de la Calle -quien tomó una posición similar-, lo cual sorprendió al electorado que esperaba una unión de esas tres fuerzas.

petro 98

Prometió que su lucha política continuará, y desde ya apuntó su mira a las elecciones regionales de gobernadores y alcaldes de 2019, en las que aspira que su grupo político se quede con algunos de los cargos más importantes en aquellas zonas donde le ganó a Iván Duque, en especial el corredor de la costa Pacífico, en los departamentos del Valle, Nariño, Cauca y Chocó, además de la capital, Bogotá, que es su botín más deseado, quizá con la excandidata vicepresidencial de Fajardo, Claudia López.

De paso, dijo que dentro de cuatro años aspiraría de nuevo al máximo cargo público de la nación, intentando capitalizar los ocho millones de votos obtenidos en esta ocasión.

Y aunque aceptó la derrota, en el discurso no faltó quiénes reclamaran por un fraude. Ante eso, Petro puso en duda su derrota en la zona de la costa Atlántica, en el norte del país, ya que en la primera vuelta había triunfado en cuatro departamentos: Córdoba, Sucre, Atlántico y La Guajira, y en la segunda ganó en dos: Bolívar y Atlántico. La culpa, dijo, fue de las maquinarias que se dedicaron a comprar votos.

Cerró así Petro una campaña en la que ratificó su poderío en el sector de izquierda, y dejó instalado un aviso de alerta con miras a las elecciones presidenciales dentro de cuatro años, con la oportunidad de instalarse como la primera fuerza opositora del presidente electo, Iván Duque, con voz y voto desde el Congreso.

Junio 18 de 2018

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *