Categorías

La Justicia para la Paz (JEP) inicia juzgamiento a militares por “falsos positivos”

exrev-3-768x557

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el tribunal constituido para juzgar los crímenes de guerra más graves en Colombia, anunció que ha decidido abrir el caso sobre las más de 2.000 ejecuciones extrajudiciales de civiles presentadas como bajas en combate, los llamados “falsos positivos”.

El caso 003 se abre a partir de un informe elaborado por la Fiscalía que identifica un total de 2.248 víctimas de “falsos positivos” entre 1988 y 2014, muertes que en su mayoría fueron de hombres jóvenes de entre 18 y 30 años. La cifra de ejecuciones extrajudiciales aumentó dramáticamente a partir del año 2002, durante el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), y es especialmente crítico entre 2006 y 2008, detalla el documento.

Al decidir aplicar los criterios de priorización a las ejecuciones extrajudiciales, “la Sala de Reconocimiento tuvo en cuenta que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional llamó la atención de este fenómeno en el marco del examen preliminar que adelanta sobre la situación colombiana, desde junio de 2004”, señaló la JEP en un comunicado.

El Ministerio de Defensa ha entregado a la JEP los listados de 1.944 miembros de la Fuerza Pública, involucrados en 2.586 casos relacionados con hechos ocurridos en el marco del conflicto armado, que han manifestado expresamente su voluntad de comparecer ante la justicia transicional, que ofrece beneficios jurídicos a cambio de verdad.

El 90% de los uniformados que se han sometido “lo hicieron por hechos relacionados con muertes presentadas ilegítimamente como bajas en combate”.

En las divisiones del Ejército que concentraron la mayoría de los casos “están involucrados, presuntamente, personas con posiciones de mando y altos rangos en la organización militar que pudieron haber tenido un rol determinante en los hechos”, señaló la JEP. “Conforme a la Fiscalía, existen indicios de que el conocimiento sobre cómo realizar un homicidio y hacerlo parecer una muerte en combate fue transmitido de una unidad militar a otra, en la medida en que los militares presuntamente comprometidos eran traslados a lo largo de su carrera”.

El proceso por los “falsos positivos” pasa así a la etapa de reconocimiento de verdad, de responsabilidad y determinación de los hechos y conductas, y en las próximas semanas dará inicio el llamado a versiones voluntarias a los militares que han decidido comparecer ante la justicia para la paz.

Las víctimas de Soachavictimas 2

Para el 10 de agosto se tiene programado la realización de la primera diligencia colectiva en la justicia especial por los denominados “falsos positivos”.

14 los militares deberán presentarse ese día a las instalaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que realizará la primera diligencia colectiva por los casos de los “falsos positivos” de Soacha.

En esta audiencia podrán intervenir un grupo de las Madres de Soacha, sin embargo, estas no están de acuerdo con que hayan citado solo a cinco de ellas, además de las dudas que les generan los beneficios que hasta el momento se les han otorgado a los militares involucrados en estos crímenes.

Voceros de la JEP explicaron que el llamado a las víctimas es por hechos individuales, pero posteriormente, cuando se consoliden los casos, serán llamadas de manera colectiva.

La primera audiencia del caso 003 de la Jurisdicción Especial para la Paz se iniciará con 5 procesos, el caso de Jaider Andrés Palacio, Diego Alberto Tamayo, Julio César Mesa Vargas, Jhonatan Orlando Soto Bermúdez y Víctor Fernando Gomez, hermano de Jhon Nilson Gómez, asesinado 6 meses después de iniciar la búsqueda de su familiar.

Para la JEP en esta audiencia se monitoreará el cumplimiento del régimen de condicionalidad, es decir que se analizará si los uniformados citados han acatado las condiciones que la JEP les impuso a cambio de otorgarles beneficios como la reclusión en unidades militares o la libertad condicional.

Julio 31 de 2018

Compartir

YahooBloggerRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *