Categorías

Avanza el proyecto Estación Elevadora y PTAR Canoas

Con la noticia que la Administración de Enrique Peñalosa espera dejar adjudicada este año la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR Canoas, está cerca de hacerse realidad el anhelo de recuperar el río Bogotá que por años se ha caracterizado por ser foco de contaminación, malos olores, enfermedades y basura.

Se estima que el río Bogotá recibe cada día 690 toneladas diarias de residuos industriales, hospitalarios, basura y escombros. Todo esto ha llevado a reducir significativamente la vida en este afluente, así como propagar enfermedades a quienes viven en sus cercanías dada su alta concentración de mercurio, zinc, arsénico, cadmio, cromo y plomo.

Para lograr la descontaminación el río la apuesta es la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) y la estación elevadora Canoas. La primera, que será la más grande del país, abrirá licitación este año, mientras que la segunda fue adjudicada en noviembre de 2018.

El inicio de la construcción de esta megaobra es fruto de la Administración de Enrique Peñalosa que durante los últimos tres años logró destrabar estas obras, que durante años estuvieron empantanadas.

Un momento clave fue la extracción de dos tuneladoras, que a lo largo de siete años permanecieron enterradas, afectando la operación del 70 % del sistema de alcantarillado de la ciudad y el municipio de Soacha. Esta labor tomó todo un año de trabajo ininterrumpido las 24 horas del día.

Adicional a esto, la Alcaldía de Bogotá a través del Acueducto de Bogotá, la CAR y la Gobernación de Cundinamarca sellaron un acuerdo para financiar con $4,5 billones la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales, en la cual se limpiarán las aguas del río Bogotá.

El pasado mes de noviembre de 2018 se adjudicó la licitación para la construcción de la estación elevadora, la cual contará con una inversión de $351.957 millones.

Soñamos con un río que dejará de ser la alcantarilla de la ciudad para ser el corazón palpitante y la columna vertebral de Bogotá. El sitio de integración social por excelencia, con un gran impacto urbanístico, pues el río descontaminado será un atractivo para concentrar el crecimiento urbano de la ciudad en los próximos años«, aseguró el alcalde Enrique Peñalosa.

El alcalde añadió: “El desarrollo de un proyecto en el río Bogotá es una tarea pendiente de varias décadas tanto a nivel local como nacional. Hoy logramos dar un gran paso hacia la recuperación de esta fuente hídrica que lleva mucho tiempo en grave estado de contaminación”.

Estación Elevadora Canoas

Esta megaobra, es la mayor apuesta de la Alcaldía de Bogotá a través de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado en los últimos diez para llevar a cabo la descontaminación del río Bogotá.

La estación recibirá los afluentes de los ríos Fucha, Tintal y Tunjuelo, así como la totalidad de las aguas provenientes del municipio de Soacha.

Su construcción servirá para llevar el agua a la futura planta de tratamiento, donde será descontaminada, pero también pondrá en funcionamiento el gran sistema de túneles de aguas con las que cuenta la Bogotá, que costaron más de $1 billón.

La estación elevadora permitirá un caudal permanente, el cual será utilizado para la generación de 4.000 kilovatios de energía al año, esto es, el 8% del consumo anual a nivel nacional.

La Estación Elevadora Canoas tendrá la capacidad de bombear cada segundo alrededor de 38.400 litros de agua, es decir, lo suficiente para llenar una piscina olímpica en tan solo un minuto.

Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR)

Durante 2019 se espera dejar abierta la licitación para la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), una obra que estará ubicada frente a la zona arqueológica de la antigua Hacienda Canoas Gómez, a las afueras del municipio de Soacha.

Tendrá una inversión de $4,5 billones y una capacidad de tratar 16 m³/s, será la planta de este tipo más grande de Colombia, la quinta en Latinoamérica y estará entre las 15 de mayor tamaño y capacidad en el mundo.

En su interior se descontaminara la totalidad de las aguas residuales de Soacha y el 70 % de las provenientes de Bogotá. El restante 30 % seguirá siendo tratado en la PTAR de Salitre, que en estos momentos se encuentra en proceso de ampliación.

De acuerdo al cronograma establecido por la administración distrital, se espera que la ejecución de la obra se inicie el próximo año, de esta forma, la primera etapa estará terminada en 2023, mientras que la totalidad del proyecto finalizará en 2025.

Se espera que con esta megaobra el río Bogotá pueda ser 100% descontaminado, con una calidad de pureza incluso superior a la establecida por la normatividad nacional, logrando así beneficiar al menos a siete millones de personas.

Febrero 28 de 2019

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 28 febrero, 2019. Archivado en ACTUALIDAD. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.