Categorías

¿A quién beneficia la crisis de la educación en Soacha?

Por: Andrés Mauricio Reyes Ospina

Llegó el cuarto mes del año y aún se observan  largas filas frente a la Secretaría de Educación de Soacha, solicitando un cupo para que los niños del municipio puedan entrar a un colegio.

Ante esta situación, muchos no entienden ¿Por qué la Administración Municipal ha evitado declarar la emergencia educativa  en el territorio?, pues bien, no la han declarado porque en los colegios públicos aún existen cupos, incluso algunos rectores han tomado decisiones arbitrarias de mover docentes en medio de esta compleja situación con el argumento de que “faltan estudiantes para sostener la planta de docente”, afectando sus condiciones socio-laborales, la continuidad de estos en las instituciones y en ocasiones aprovechándose del momento para perseguir laboralmente a los mismos.

No es posible que al parecer, algunos politiqueros estén aliados con colegios privados para facilitar el acceso a la educación en estas instituciones. Y es al parecer, porque hasta el momento no ha habido una denuncia oficial donde se señale con nombres propios a aquellos que ven en la educación un negocio redondo, donde los recursos públicos van a parar al fortalecimiento de los colegios privados.

Cuando se habla con la ciudadanía, nadie se atreve a denunciar, existe un temor colectivo que impide destapar la olla podrida en donde se cocinan las acciones que engordan los bolsillos de los corruptos. Es esa cultura, la cual mantiene inmune a los politiqueros, todos comen y se benefician a su manera, “el vivo vive del bobo”, es la frase común que justifica la corrupción.

La Secretaría de Educación es una de las que más recibe recursos para la atención a los estudiantes, y basta darse una vuelta por instituciones educativas como San Mateo, el Bosque, Compartir, León XIII, la Despensa o el Integrado, por mencionar algunas, para ver el mal estado en que se encuentran estas instalaciones y las malas condiciones en las que están los docentes y estudiantes.

Entonces, en lugar de ser contemplativos con estas prácticas,  ¿Por qué muchos de estos recursos no se invierten en mejorar las condiciones físicas de las instalaciones y ampliar de esta manera estos escenarios abriendo nuevos cupos?, ¿Será que algunos rectores y coordinadores estarán en complicidad con los colegios privados? pues también es sabido para la comunidad educativa que algunos coordinadores y rectores, tienen vínculos con los colegios privados, hecho que hace presumir un vínculo directo para fortalecimiento del negocio de la educación.

Es hora que la Procuraduría investigue y actúe con sanciones contundentes a funcionarios  que han profundizado el mal estado de la educación en Soacha, es el momento que la comunidad haga el control político que se ha dejado de hacer desde el Concejo.

La Legalidad no puede camuflarse por “leguleyada”, las instituciones de control deben hacer su labor a fondo, ¿Dónde está la Contraloría Municipal haciendo vigilancia de la implementación de los recursos?, hasta ahora no se ha visto y los soachunos exigen respuestas.

Abril 15 de 2019

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 15 abril, 2019. Archivado en OPINIÓN. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.