Categorías

TENEMOS HUEVO: “El Concejo de Soacha y la politiquería barata”

Por Eduardo García. Especial para Soacha Ilustrada

Terminó un nuevo periodo de Sesiones Ordinarias del Concejo municipal de Soacha, y el resultado es dramáticamente desalentador, una vergüenza, solo basta ver el tipo de proyectos que estos sujetos debatieron durante todo este tiempo, nos da una idea de porque el municipio se encuentra en una situación calamitosa, por no decir de porquería, afectando a miles de ciudadanos que tienen que soportar situaciones dramáticas en un municipio que se ha convertido en invivible.

Soacha tiene miles de problemas, y estos sujetos, ajenos a la realidad, escasos de ideas se dedican a estudiar proyecticos insulsos, insustanciales, pueriles, todo en medio de la cháchara barata, ridícula que nos demuestra que tipo de concejales tiene el municipio con el mayor número de problemas sociales del país.

Atrás queda el problema de la educación, mientras decenas de padres de familia desesperados diariamente hacen colas ante la Secretaria de educación en busca de un cupo para sus hijos, atrás queda el sufrimiento de muchos trabajadores que tienen que madrugar y soportar momentos de angustia para coger un transporte para irse a sus trabajos, atrás queda el barro y el lodazal de la gran mayoría de barrios por la que sus familias deben transitar en esta ciudad en la que llaman hogar y que decir de los actos más humillante del mundo cuando acuden a la llamada ESE de Soacha en el barrio San Marcos.

Pero veamos estas perlas que tuvieron segundo debate en este periodo:

Primer proyecto de Acuerdo, ponente Giovanni Ramírez, quien lleva dos periodos como concejal y aspira a ser el próximo alcalde de Soacha: “Por medio del cual se incorporan pasivos de vigencias expiradas, al presupuesto general del municipio de Soacha para la vigencia fiscal del año 2019”.

Segundo proyecto de Acuerdo, ponente Norberto Cuenca, quien lleva tres periodos como concejal y quien aspira relegirse o en su defecto candidatizar a su hijo: “Por medio del cual se establecen algunas condiciones especiales para el pago de multas, sanciones y otros conceptos de naturaleza no tributaria en el municipio de Soacha”,

Tercer proyecto de Acuerdo, ponente Jaime Sepúlveda, quien aspira a reelegirse en las elecciones de octubre: “Por medio del cual se adiciona y modifica el presupuesto de ingresos y gastos del municipio de Soacha para la vigencia fiscal 2019”.

Cuarto proyecto de Acuerdo, ponente Juan Carlos Arias, quien lleva dos periodos como concejal y quien aspira relegirse: “Por medio del cual se autoriza al alcalde municipal para adquirir un predio para la construcción de los desarenadores del sistema pluvial de la comuna 4 del municipio de Soacha”.

Quinto proyecto de Acuerdo, ponente Omar Roa, quien aspira ser elegido en la lista de su partido Centro Democrático: “Por el cual se actualiza la estructura administrativa, se adopta la planta de empleados del concejo municipal de Soacha, y se dictan otras disposiciones”.

Ya lo dijo el maestro Henry Barbosa en una columna publicada en abril de 2018: “En la mayoría de municipios del país los concejos no cumplen ninguna, óigase bien, ninguna función práctica, en la mayoría de casos son un club de sujetos que se reúnen con cargo al erario público a hablar carreta, es decir hablar “pura mierda”, y prueba de ello es simplemente ver el número de acuerdos aprobados y la calidad de los mismos, en su mayoría adiciones, incorporaciones y modificaciones al presupuesto, autorizaciones y otorgamiento de facultades al alcalde, etc”.

VER: http://soachailustrada.com/2018/04/los-concejos-municipales-la-corrupcion-politica-los-municipios/

Así las cosas, ¿Para qué estudiar la compra de predios para la construcción de futuros colegios públicos en las comunas Uno, tres, cuatro, cinco y seis? ¿Para qué estudiar y aprobar recursos para la construcción de la vía de empate con la avenida Ciudad de Cali que ya está a menos de un kilómetro de los límites con Soacha? ¿Para qué dejar las vigencias futuras para la dotación del nuevo Hospital de Soacha, en el caso que algún día se construya? ¿Para qué aprobar recursos para la instalación de semáforos en todo el municipio o por lo menos el arreglo y mantenimiento de los que existen en la autopista del Sur? ¿Para qué aprobar el salvamiento de la ESE de Soacha, entidad en serios problemas financieros y legales? ¿Para qué aprobar la instalación ilegal del mamarracho que instaló el alcalde Eleázar González en el parque principal, sin autorización del Concejo, monumentos nacionales, del ICANH y de la Asamblea de Cundinamarca?, etc.

Y ni qué decir de los famosos debates de control político, el último precisamente fue abortado porque de los 19 concejales solo fueron 9, es decir no tenían quorum, y dejaron “plantado” “muy tieso y muy majo” al Secretario de Desarrollo Social y su equipo, y como nadie los controla, los critica, ni los pone en evidencia, días después dejaron plantados a todos los ediles de la Comuna Uno en Compartir, donde de los 19 solo fue uno.

Un ejemplo patético es que ni los funcionarios de la Administración los respeta o por los menos los tienen en cuenta, el debate de control político a la Secretaría de Infraestructura fue cancelado unánimemente por los “Honorables” concejales porque el principal citado es decir el Secretario no asistió y delegó en la Directora de Equipamiento y uno de los “invitados” al debate, el Gerente General de Aseo Internacional no asistió aduciendo que la corporación debió citarlo y no invitarlo.

Pero algo para enmarcar es el debate de control político realizado a la Secretaría de Educación y Cultura, allí el secretario Manuel Ochoa presentó un informe detallado de los avances y cumplimientos de la Administración de Eleázar González.

Este funcionario presentó como programas ejecutados por dicha secretaría el Programa de Alimentación Escolar (PAE), el cual es financiado completamente por el Gobierno Nacional, y la Secretaría solo debe hacer la licitación y vigilar su cumplimiento, mencionó como logros alianzas con algunas universidades privadas, ridículos convenios que en nada benefician a los jóvenes de Soacha ya que cualquier persona puede acercarse a esas instituciones y el valor del semestre es el mismo, puso como logros la entrega y funcionamiento de los colegios Vida Nueva y Torrentes, colegios construidos por el Ministerio de Educación y Findeter gracias a compromisos del Gobierno Nacional con las empresas constructoras y donde la Secretaría de Educación no tuvo absolutamente nada que ver, aparte de enviar el listado de docentes a ser contratados y abrir matriculas, y ni qué decir del disque logro del Museo Arqueológico de Soacha, museo que según el alcalde, “es el más grande del país”, sala por demás que fue entregada completamente dotada y funcionando por EPM, y se atrevió incluso a mencionar el servicio que presta la Biblioteca pública municipal, biblioteca que no llega a 20 usuarios diarios, no solo porque su horario no es acorde a la de los estudiantes y padres de familia, sino a la de los funcionarios de la Alcaldía, y que cierra cada vez que necesitan el espacio para alguna reunión de la Alcaldía. Pero el logro más espectacular fue la llamada “jornada de recuperación ambiental”, un día de recolección de basuras en los cerros de San Mateo, Ciudad Verde y Canoas, mientras los demás días del año el patrimonio cultural de los colombianos permanece abandonado a su suerte y completamente desprotegido.

Atrás quedó el inútil y millonario sistema para realizar las matriculas en línea o la demolición del Colegio Eugenio Díaz en el Charquito y cuyas platas para su reconstrucción fue gastada en otros rublos. Como en las películas de Cantinflas, ante esa avalancha de buenos resultados, el Doctor Manuel Ochoa salió felicitado por unanimidad por los concejales por su buena gestión como Secretario.

Una cachetada a semejantes atorrantes es la cantidad de padres de familia que diariamente  se agolpan frente a las rejas de la Secretaría de Educación buscando angustiosamente un cupo para sus hijos.

Para terminar, volvamos a citar al maestro Barbosa que en su columna dijo: “Los famosos debates de control político que se hacen son tramas dignas del mejor elenco actoral que se conozca, encendidos e inocuos discursos, críticas y toma de posiciones, que contrastan con las llamadas, encuentros y visitas al despacho del Alcalde que suelen realizar nuestros concejales. Hoy están a favor, mañana en contra, dependiendo la posición y el rol que de antemano se haya acordado tomar”.

Apaga y vámonos……..

Mayo 2 de 2019

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 3 mayo, 2019. Archivado en OPINIÓN. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.