Categorías

Cerrada la vía al Llano de manera indefinida, Cundinamarca declara calamidad pública

Los organismos de emergencia de los departamentos de Cundinamarca y del Meta, confirmaron que tras un nuevo derrumbe en el kilómetro 58 de la vía al Llano que se encuentra con cierre indefinido, se cayó el puente que unía los túneles 13 y 14 en las nuevas obras de la doble calzada Chirajara Villavicencio.

La caída de la estructura no generó ninguna afectación a la población de Guayabetal, que está a 200 metros de estas obras y que se mantiene bajo calamidad pública y con un Puesto de Mando Unificado por las autoridades Departamentales y Nacionales.

La caída del puente viene agravar la emergencia que se registra en ese corredor desde hace varios meses.

En Guayabetal, el municipio de Cundinamarca más afectado con los derrumbes y el cierre de la vía, se hacen simulacros permanentes para orientar a los más de 2.500 habitantes sobre cómo reaccionar ante cualquier emergencia por taponamiento del río.

En el Meta mantienen la alerta amarilla hospitalaria para poder atender cualquier situación de emergencia que se registre por los constantes derrumbes en el kilómetro 58 y 64, que rodean la localidad.

«Esto lo único que indica es que el tramo de doble calzada que inicia desde el puente de Chirajara y que quedó proyectado a través de la construcción de túneles y puentes por la parte alta de Guayabetal y que conectaba los túneles número 13 y 14, por medio de la construcción de este puente y que desembocaba o tenía su salida adelante del municipio en 1 km aproximadamente, no se podrá habilitar por parte de la concesionaria«, dijo William Valencia, presidente de la Sociedad de Ingenieros del Meta.

Y agregó que lo sucedido hoy es lamentable para la región y es el reflejo de los malos diseños, de haber subestimado la montaña y no haber realizado mayores diseños de detalle en su etapa inicial de estudios de suelos y de geología. «Quedará un corredor vial de doble calzada de aproximadamente 5 a 6 km sin ponerse al servicio una vez construyan el puente de Chirajara que tampoco existe en el día de hoy… Lamentable para la ingeniería nacional, lamentable para nuestra región«, indicó.

En medio de esta crisis y tras los anuncios del Gobierno nacional del cierre de 1,5 kilómetros de vía entre los kilómetros 57 y 58 más 500 del corredor Bogotá – Villavicencio, antes de llegar al municipio de Guayabetal en Cundinamarca, la gobernadora del Meta, Marcela Amaya García aseguró: “trabajaremos para superar la crisis”.

Las autoridades nacionales tomaron como medida preventiva y de atención para la preservación de la vida humana, el cierre indefinido hasta que el corredor esté en condiciones de seguridad y transitabilidad y ante esa realidad vamos a buscar alternativas regionales y nacionales para salir adelante todos”, dijo la mandataria.

Debido a la profunda crisis creada por el cierre de la via, el Gobierno Departamental ya viene trabajando con los gremios, sectores productivos, empresarios y comerciantes, en la elaboración de un documento con diferentes solicitudes con el propósito de hacerlas llegar al Gobierno Nacional y al presidente Iván Duque, para afrontar la crisis económica, social y ambiental que se presenta en el departamento y la región de los Llanos.

Estas propuestas serán entregadas hoy lunes 17 de junio a los 29 alcaldes en reunión extraordinaria, como medida de emergencia para afrontar la crisis económica y financiera que van a tener las administraciones municipales y departamentales; como también la afectación en el cronograma de ejecución de obras ya que algunos materiales de construcción son enviados desde Bogotá.

Bogotá, 01 de febrero de 2018. Inicio cierre vial en el sector de Comuneros en la vía que conduce de Bogotá a Villavicencio. (Colprensa – Álvaro Tavera)

Según las cifras de los gremios productivos, el Meta pierde más de 50.000 millones de pesos diarios por el cierre de la vía al Llano.

Ante la crítica situación de la vía, la Gobernación de Cundinamarca declaró la calamidad pública en Guayabetal, debido a que en el corredor vial se presentan inconvenientes por las intervenciones realizadas por la construcción del túnel 13 y la inestabilidad geológica de la Mesa Grande, que generó el desprendimiento de grandes cantidades de material del talud hacia la vía.

Las gobernaciones del Meta y Cundinamarca ya decretaron la alerta amarilla en la red hospitalaria y las empresas promotoras de salud, hasta cuando el eje vial vuelva a la normalidad.

También se informó que los trabajos de remoción y limpieza de escombros en el frente Bogotá del kilómetro 58 se seguirán realizando siempre y cuando existan condiciones de seguridad.

Sigue igualmente el monitoreo constante de la montaña y las reuniones tanto del Puesto de Mando Unificado en Bogotá, como el PC en la sede Boquerón, donde se analizan y determinan las acciones a seguir en la atención de la emergencia, dijo en un comunicado la empresa Coviandes.

Junio 17 de 2019

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 17 junio, 2019. Archivado en ACTUALIDAD. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.