TENEMOS HUEVO: Los “condecorados” de Soacha

TENEMOS HUEVO

Por Eduardo García, especial para Soacha Ilustrada.

Hace pocos días el escándalo de moda a nivel nacional fue la condecoración “contra viento y marea” que el presidente Santos impuso al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis Gabriel Miranda, quien hace pocos días protagonizó un escándalo por prestar la camioneta asignada a su despacho a su hijo, quien fue sorprendido por la Policía realizando actos obscenos en una calle del Norte de Bogotá.

Esta condecoración e igual a otras de su mismo estilo, no tienen ninguna justificación, aparte de la lobería y la ridiculez que encierra semejantes actos públicos.

Estas “condecoraciones” no tienen la suficiente seriedad y es evidente que persiguen fines políticos, por no decir en algunos casos inclusive de lucro.

Lo cómico o lo grave del asunto es que generalmente son un engaño, son galardones que no tiene mayor trámite, hoy por hoy abundan al por mayor, compitiendo inclusive con el número de reinados en el país y eso de por sí ya es cosa seria.

En Colombia país no caracterizado precisamente por su seriedad, abundan premios y condecoraciones tales como mejor gobernador, mejor alcalde, Colombiano Líder, el Gran Colombiano, mejores alcaldes y gobernadores en los años 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y ¿2014?); Alcalde y Gobernador Incluyente, Premio Colombia Líder, Mejor Plan de Desarrollo de las entidades territoriales, Mejores gobernantes en la superación de la pobreza, Premio Excel Gel 2014 en la categoría “Líder Digital”, en fin.

En la gran mayoría, los “condecorados” no han cumplido sus promesas de campaña, tiene sumido a sus departamentos y municipios en el abandono total y algunos hasta atentan contra sus propios votantes a los que persiguen y atacan con sus malas obras de gobierno.

Soacha aunque siempre llega de última no se podía quedar atrás y también entró en ese mundo exclusivo de prohombres y vedettes, que al igual que los de sangre azul, en muchos casos no han hecho absolutamente nada para merecer esos reconocimientos.

Hace pocos días la Policía Nacional dentro de las actividades para celebrar un nuevo aniversario de su fundación, decidió “condecorar” a dedo a algunos personajes que a su criterio prestaron servicio a la comunidad. Esta condecoración que se realizó simultáneamente en la mayoría de departamentos del país, tuvo como feliz coincidencia que el 100 por ciento de los homenajeados fueran políticos, es decir “Colombia es el único país del mundo donde sus políticos tienen una conducta impecable y es necesario alabar su sacrificio, honestidad y esfuerzo por lograr el bienestar de la comunidad”.

Pues como era obvio, en la gran mayoría de regiones se escuchó la voz de protesta de la comunidad por estas ridículas condecoraciones, más si la gran mayoría de personajes condecorados eran políticos caracterizados por su mediocridad, ineptitud e ineficiencia en sus cargos. Así ocurrió en Guajira, Meta, Santander y como era de esperarse en Cundinamarca.

Por Soacha fueron condecorados el alcalde Juan Carlos Nemocón y el secretario de Gobierno Oscar Giovanny Ramírez. De este último su desempeño al frente de la cartera de Gobierno ha sido tan mediocre que solamente con ver los cambuches que existen en la calle 13, la calle 30 de San Mateo y Quintanares, cualquier despistado se hace a una idea de cómo en realidad ha sido su desempeño en el cargo.

Se acabó el año 2014 y no se ha escuchado por parte del Alcalde y en especial de este Secretario, alguna idea, alguna propuesta, así sea un plancito, un programita, un proyectico, una solucioncita para recuperar el espacio público como lo ordena ley, mientras tanto son miles de personas las perjudicadas que en medio del silencio y del miedo, tienen que abrirse paso en estos mercados persas en las que han se convertido las aceras de sus barrios.

Pero como el ejemplo cunde, inmediatamente se abrió la feria de las vanidades entre nuestros políticos y se impuso la moda de la “condecoritis”.

El alcalde de Soacha aprovechando que un grupo de desconocidos denominados “Sociedad Unida Pro Soacha”, organizó un homenaje a la parlamentaria Betty Zorro, la declaró ciudadana ilustre del municipio y le entregó las llaves de la ciudad. Al evento asistió el candidato a la alcaldía Eleazar González, compañero de partido de la homenajeada y quien se encuentra en plena campaña a la alcaldía.

Otros que no se quedaron atrás en el homenaje fueron los del Concejo municipal, quienes aprovecharon el momento y también condecoraron a la parlamentaria con la “Medalla del Dios Varón”.

Sin embargo, a estas alturas nadie ha podido decir que obras ha realizado y que servicios le ha prestado la señora Betty Zorro a Soacha.

Posteriormente, y aunque todavía es recordado el“oso” del Concejo de Soacha que condecoró con el título nobiliario de “BARON” al político Néstor Rozo y a un par de parroquianos, Por iniciativa del concejal Wilson Rodríguez, otro de los condecorados por esta corporación fue el joven político Luis Eduardo Chávez, a quien también le otorgaron la “Medalla del Dios Varón”, su mérito, haber cumplido simplemente las funciones señaladas para el cargo. Así de mal estamos.

Pero lo que no tiene ningún tipo de presentación en este municipio del absurdo fue el denominado “Premió a la mujer exitosa 2014”, nombre rimbombante como para concurso de belleza, evento adelantado por la misma Administración Municipal de Soacha.

A la falta de realizaciones para mostrar, este concurso le correspondió sacarlo adelante a la Secretaría para el Desarrollo social y su programa Mujer y Género, entidad que paso el año de “agache”, realizando actividades inanes que no dejaron nada que destacar y donde sus funcionarios pasaron totalmente inadvertidos, igual que sus realizaciones.

Esta secretaria se convirtió de la noche a la mañana en la “reina” de las contrataciones, dejando que las ONG´s, la gran mayoría desconocidas y sin experiencia manejaran la política pública reemplazando las funciones de la misma alcaldía, inclusive contratando los eventos culturales que le correspondían a la Secretaría de Educación y Cultura.

A falta de proyectos y programas bien son los concursos, para eso estamos en Soacha.

Diciembre 11 de 2014

Leave a Reply

Your email address will not be published.