Archivos

Categorías

Jugando a la democracia

Por Ángel Humberto Tarquino

Bochornoso y grotesco por decir lo menos resultó el encuentro provincial Soacha Sibaté programado  por la gobernación de Cundinamarca con el propósito de recibir los aportes y propuestas  de las organizaciones sociales, comunales, de mujeres, jóvenes campesinos, artistas, deportistas, estudiantes, cultores, artesanos y en general de la ciudadanía para la construcción del Plan Departamental de Desarrollo quienes desde tempranas horas hicieron largas filas para su ingreso al coliseo General Santander soportando el cansancio y el hambre  derivados del generoso esfuerzo que hicieron por asistir, participar y ser escuchados.

Un evento que por su naturaleza y finalidad debiera haber sido fundamentalmente técnico, serio, responsable, y sobre todo respetuoso con los ciudadanos, resulto ser una verdadera jornada de pan y circo al mejor estilo del imperio romano.

Si pudiéramos definir el desarrollo del evento, con certeza podríamos afirmar que, imitando el estilo de gobierno local del “aprendiz de arriero”, la Improvisación el oportunismo, el desorden, la lagartería, la arrogancia y hasta el mal trato, además del carácter populista y demagógico que le imprimieron los principales protagonistas, fueron la nota predomínate de un evento que repito debería tener un alto nivel técnico y no por ello menos político.

En una clara, y no se hasta dónde deliberada estrategia para evitar que los líderes de todas las organizaciones sociales pudieran hacer uso de la palabra, los organizadores del departamento y el municipio a pesar de haber determinado previamente las formas de participación de los ciudadanos, estas reglas fueron cambiando durante el desarrollo del espectáculo circense hasta agotar la posibilidad que ediles, líderes comunales y sociales pudieran intervenir.

Previamente al evento, algunos líderes de las JAC convocaron una reunión conjunta con ediles en número aproximado a 50 en el que hicieron presencia el anfitrión del lugar el diputado Julián Sánchez, la representante Betty Zorro y el ex alcalde Juan Carlos Nemocón quienes “recogieron generosamente” las iniciativas, contribuciones y propuestas que hicieron los líderes juiciosamente para presentar al nuevo gobierno departamental orientadas al mejoramiento del bienestar ciudadano de los habitantes de la ciudad de Soacha.

No obstante  la sorpresa fue mayúscula cuando los aportes, propuestas y proyectos que se concretaron en dicha reunión, no tuvieron oportunidad de ser expresados por los de comunales y ediles previamente escritos,  sino que plagiando un buen número de ellas fueron  utilizados sin pudor y sin vergüenza  por la  congresista Betty Zorro para montar  su discurso y sin hacer la mínima referencia al origen del liderazgo  social  de dichas iniciativas,  y que finalmente hizo pasar como suyas ante la sorpresa y el asombro de quienes en un trabajo desgastante las habían trabajado en la citada reunión con la expectativa de ser ellos los que las presentaran.

La improvisada reunión de participación y construcción social de propuestas para el desarrollo del municipio y el bienestar de la ciudadanía terminó siendo un desorden total, pero sobre todo termino siendo una verdadera pantomima en la que al final los elogios mutuos y felicitaciones recíprocas de los mismos con las mismas no se hicieron esperar entre la clase política que asumió el poder y en la cual se legitimó de la manera más burda y antidemocrática la participación de los ciudadanos.

ahtarquinog@gmail.com

Febrero 3 de 2020

* Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son del autor y no de SOACHA ILUSTRADA.

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 4 febrero, 2020. Archivado en OPINIÓN. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.