Archivos

Categorías

Empresa Pública Municipal: Acto I

Por Ángel Humberto Tarquino

La presente reflexión recoge opiniones diversas, autorizadas y neófitas que no se debe desestimar en el marco del debate sobre la creación de la Empresa Pública Municipal, para lo cual aspiro a presentar a la consideración de la opinión ciudadana en dos o tres entregas donde analizare a más profundidad  los aspectos aquí puestos a consideración de los lectores para ser debatidos  en detalle dada la imposibilidad de hacerlo en un solo escrito,  contando para ello claro está con el editor  del medio que me concede el honor de publicar mis columnas de opinión.

Las objeciones hechas por el Alcalde Juan Carlos Saldarriaga Gaviria al proyecto de Acuerdo 010 de 2020 sobre la creación de una empresa pública para el municipio, sufrió una “extraña derrota” luego que el concejo en pleno votará positivamente las objeciones al proyecto, constituyéndose en un revés para el Gobierno provocado por su propia bancada, y deja en serias dudas sobre el trámite y el debate surtidos por los concejales que integraron las comisiones que tienen que ver con el mismo.

Sin embargo, contrario a lo que quizás muchos puedan estar pensando, que el proyecto quede archivado definitivamente, es claro para todos que gracias al instrumento del Plan Municipal de Desarrollo, el proyecto continuara vivo, razón por la que el Gobierno no desistirá en su empeño para que sea aprobado, toda vez que lo tiene como uno de los proyectos bandera, y en el que ya la empresa tiene asignados recursos por la suma de 2.400 millones para su creación y estudios de factibilidad.

Diferentes posturas de líderes de organizaciones sociales, organización de veedurías, Juntas de Acción Comunal y Juntas Administradoras Locales, se trenzan actualmente en el debate sobre la naturaleza jurídica que debe tener la propiedad de la Empresa Pública Municipal (Privada, mixta, Estatal), así como por la carencia de la realización de los estudios previos de orden jurídico técnico, financiero, administrativo que hacen más incierto definir su viabilidad y sostenibilidad.

A mi modo de ver, los 2.400 millones de pesos que contemplan el PMD para la empresa son una suma irrisoria contra la magnitud verdadera de la inversión que tendrán que hacer el gobierno municipal para colocarla en funcionamiento y para lo cual el municipio no dispone de los recursos financieros necesarios y suficientes para asumir el proyecto.

A las ya mencionadas limitaciones presupuestales, se conoce por fuentes de la administración pública que las finanzas del municipio no están muy bien referenciadas por las calificadoras internacionales de Riesgos, lo que descarta la posibilidad de gestionar empréstitos en la banca internacional o en los bancos nacionales.

Es poco probable que la pobre representación del municipio en el Congreso y en la Asamblea Departamental, sin apoyo de otros sectores políticos y sin un liderazgo de carácter al menos en el ámbito legislativo, pueda obtener recursos en las diferentes dependencias del Gobierno central y departamental. Si uno mira, los votos de Soacha al congreso y la presidencia no se ven reflejadas en la atención que el Gobierno Nacional le presta a las infinitas y graves necesidades y carencias de sus ciudadanos.

En diálogos y encuentros virtuales con los ciudadanos, no se explican cómo fue posible que las comisiones del Concejo, no observaran ni subrayaron en el trámite y debate la carencia de los requisitos de ley, así como las dificultades financieras a las que estaría sujeto, siendo finalmente aprobado sin ellos, de lo que se puede inferir que lo que se quería era agotar rápidamente la aprobación vía Concejo y tener como segunda opción aprobarlo vía Plan de Desarrollo.

El proyecto, que movería importantes recursos en caso de ser aprobado, cómo es natural, tiene defensores y detractores. Los primeros lo perciben como una fuente importante de generación de recursos para el municipio y oportunidades de empleo para los habitantes de la ciudad, y los segundos, como un proyecto inconveniente por obvias razones: Implicaría crearle competencia a las empresas que actualmente prestan diferentes servicios lo que derivaría en una puja por un atractivo y lucrativo mercado.

ahtarquinog@gmail.com

Mayo 13 de 2020

* Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son del autor y no de SOACHA ILUSTRADA.

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 13 mayo, 2020. Archivado en OPINIÓN. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.