Archivos

Categorías

Invasores, tierreros y la lucha por la tierra en Soacha y Bogotá

Las invasiones que se han presentado en los últimos días en Bogotá y Soacha son el reflejo de un fenómeno que afecta a los más humildes y desprotegidos de la sociedad.

En Bogotá dos hechos asociados a los llamados tierreros –bandas organizadas que se dedican a robar predios para lotearlos y venderlos a personas de escasos recursos, los cuales utilizan como “carne de cañón” para lograr sus objetivos– han ocupado la atención de las autoridades en las últimas semanas.

Uno de los actos más sonados fue la invasión de un predio público en un sector de Altos de la Estancia en la localidad de Ciudad Bolívar, donde aprovechando el aislamiento voluntario decretado por el Gobierno de Iván Duque, decenas de personas instalaron cambuches en una zona determinada como de alto riesgo.

El terreno había sido destinado por la Administración de Gustavo Petro para un parque ambiental y donde algunos ocupantes habían sido reubicados en otros sectores de la ciudad, pero que sin embargo, la Administración de Enrique Peñalosa, con su política de acabar las obras de su antecesor, abandonó el predio e ignoró por completo los proyectos y las obras que se llevaban a cabo.

Los medios de comunicación presentaron las escenas de dolor de las personas que fueron desalojadas por la fuerza pública, y algunas organizaciones de derechos humanos y políticos de izquierda presentaron reclamaciones por la forma como fueron desalojadas las personas que se encontraban en el lugar. A estas reclamaciones las autoridades distritales denunciaron la presencia de bandas organizadas dedicadas al robo e invasión de predios.

Casi el 60 por ciento de estas ocupaciones eran lonas con las cuales los tierreros lotean y empiezan a vender. Muchas de estas estaban desocupadas, y después de la intervención de la Fuerza Pública, muchas personas se fueron de manera voluntaria”, explicó en su momento Jaime Flórez, el en ese entonces alcalde local encargado de Ciudad Bolívar.

A los pocos días se presentó un nuevo accionar de las bandas de tierreros, esta vez fue en el Parque Ecológico Entrenubes. Allí llegaron en buses cerca de 500 personas que con materiales de construcción, latas, palos y lonas, trataron de levantar edificaciones rudimentarias.

Gracias al aviso de los habitantes del sector, cuyas viviendas también son producto de la invasión y de la desidia de las autoridades, la policía llegó hasta el sitio y logró la captura de varias personas señaladas como presuntos tierreros y que al parecer lideraban esa invasión. Uno de los capturados era de nacionalidad venezolana, y fue deportado a su país.

Durante el desarrollo de la operación de desalojo, varios sujetos comenzaron a quemar y talar las especies afectando cerca de 80 mil individuos arbóreos, entre ellos especies como alvio negro, arrayán negro, encenillo, gaque, sietecueros real, tuno, tuno esmeraldo, chilco, laurel, sauco, helecho arborecente y Fucsia arbustiva.

El desalojo no incluyó la zona de invasión del polígono 194, donde alrededor de 150 familias viven en condiciones infrahumanas por la falta de servicios públicos y que desde hace alrededor de tres años ocuparon estos predios del Parque Ecológico Entrenubes. En este polígono conviven familias indígenas, afrodescendientes y mestizas que llegaron no solo desplazadas por el conflicto armado, sino también por la crisis económica y social que vive el país.

Las autoridades de seguridad han encontrado similitudes en los casos de invasión en zonas de riesgo en distintos puntos de la ciudad de Bogotá y Soacha. Incluso, están avanzadas algunas investigaciones por parte de la Fiscalía.

Así las cosas, todo estaba dado para que las canteras abandonadas, desfiladeros, cárcavas y lomas deforestadas de la ciudad de Soacha, donde las autoridades municipales han dado la espalda a este fenómeno por años, se presentara una invasión de esta magnitud.

Hoy la llamada Ciudadela Sucre es el escenario nuevamente por la lucha de una vivienda, entre los invasores, al margen de los organizadores que según las autoridades son grupos de tierreros, están decenas de personas provenientes de Bosa, Suba, Kennedy y a los que se le ha unido los mismos habitantes de la Comuna Cuatro o Altos de Cazucá.

Junio 26 de 2020

Compartir

YahooBloggerRSS
Escrito por en 26 junio, 2020. Archivado en SOACHA. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.