Corte Suprema de Justicia seguirá llevando proceso contra Uribe por ‘Ñeñepolítica’

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia determinó que seguirá llevando la investigación preliminar que sigue Álvaro Uribe Vélez por los hechos conocidos como la “Ñeñepolítica”.

La Corte estableció que a pesar de que Uribe renunció al Senado, lo que en principio implicaría que perdió competencia para seguir llevando investigaciones en su contra y tendría que enviárselas a la Fiscalía General, en este caso de la “Neñepolítica” se encontró que los presuntos hechos sí tuvieron una posible relación con las funciones del exmandatario como senador.

El alto tribunal encontró que sí es competente para seguir llevando el caso contra Uribe por presunta compra de votos en la campaña presidencial del 2018, proceso que está en etapa preliminar.

Según la Corte, la Sala de Instrucción sigue teniendo competencia en este caso ya que en ese proceso Uribe mantiene el fuero por la “supuesta participación activa de empleada de su UTL en los hechos“.

Se trata de la presunta participación en estos hechos de María Claudia “Caya” Daza, quien hacía parte de la Unidad de Trabajo Legislativo de Uribe.

La “Caya” Daza renunció a la UTL de Uribe y abandonó el país apenas explotó el escándalo por la supuesta compra de votos en la costa a favor de la campaña de Iván Duque.

En este mismo proceso la Corte Suprema también lleva una indagación preliminar contra el representante Edward Rodríguez quien, por petición suya, será escuchado este martes en una versión libre y espontánea.

La Corte abrió esta indagación preliminar contra Uribe por la “Neñepolítica” en el mes de marzo, tras recibir una denuncia del periodista Gonzalo Guillén y Daniel Mendoza en la que señalaron presuntos delitos electorales. El caso está en el despacho del magistrado Misael Rodríguez.

En la denuncia se adjuntaron unas audios del 2018, que fueron conseguidos con interceptaciones legales en las que las autoridades habían chuzado el teléfono del narcotraficante José Guillermo “el Ñeñe” Hernández, quien era investigado por el homicidio de  Óscar Rodríguez y sus posibles vínculos con la estructura criminal de “Marquitos” Figueroa.

En esos audios se menciona un presunto dinero “por debajo de la mesa” para, presuntamente, favorecer la campaña presidencial de Iván Duque y también se menciona a Uribe.

Este proceso es totalmente diferente a los que la Corte remitió a la Fiscalía General relacionados con las indagaciones que tiene Uribe por el presunto soborno de testigos y fraude procesal, así como la investigación preliminar por las masacres de La Granja, El Aro y el asesinato del líder de derechos humanos Jesús María Valle.