50 años del programa “madre canguro”

En la década de 1970, los médicos en Bogotá, fueron pioneros en un nuevo método de “atención madre canguro” por necesidad.

Al carecer de instalaciones hospitalarias adecuadas y preocupados por el riesgo de infección, comenzaron a enviar bebés prematuros a casa y a recetar un régimen estricto de leche materna y mucho contacto piel a piel con uno de los padres.

Las tasas de supervivencia se dispararon y, en una década, los hospitales comenzaron a incorporar el enfoque. Ahora la mayoría de los hospitales del mundo están involucrando a los padres en las conversaciones médicas y en la toma de decisiones.

El cambio también significa ayudar a los padres con la lactancia materna, así como suficiente tiempo para que el bebé, incluso con todos sus tubos y cables, descanse contra el pecho desnudo del cuidador.

El programa madre canguro demostró que el contacto humano puede ser una medicina poderosa.