Alta Comisionada de la ONU para los DDHH muestra preocupación por violencia en Cali

Michelle Bachelet

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, mostró su preocupación por la situación de orden público que vive Cali (Colombia) desde el pasado viernes 28 de mayo.

Desde el viernes pasado se ha reportado la muerte de al menos catorce personas, además de que cerca de un centenar han sido lesionadas en la ciudad de Cali, en el marco de las manifestaciones que comenzaron el 28 de abril en Colombia para protestar por un proyecto de reforma fiscal del actual Gobierno”, explica un comunicado de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con la información publicada por el organismo internacional, la oficina de la Alta Comisionada ha recibido varios reportes sobre la presencia de individuos armados en Cali, incluyendo un oficial de la policía judicial del país fuera de servicio, que dispararon en dirección a los manifestantes, periodistas y transeúntes.

Esa información fue confirmada por el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, el viernes 28 de mayo en una rueda de prensa en la que señaló que uno de los fallecidos de esa jornada era Freddy Bermúdez, un “funcionario adscrito al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), quien de acuerdo con la información recopilada hasta este momento disparó a varias personas ocasionando la muerte de unos civiles”.

El comunicado de Bachelet cuenta que Bermúdez fue “apaleado hasta la muerte por la multitud”. Además, su oficina cuenta con información sobre el hecho de que algunos ciudadanos habrían disparado directamente contra los manifestantes en presencia de agentes de la Policía.

Estos hechos son aún más preocupantes dado los avances que se habían logrado para resolver, a través del diálogo, el malestar social, tras el inicio de un paro nacional contra varias políticas sociales y económicas del Gobierno. Es esencial que todas las personas que presuntamente causaron lesiones o muerte, incluidos funcionarios del Estado, estén sujetas a investigaciones rápidas, efectivas, independientes, imparciales y transparentes, y que los responsables respondan ante la ley”, aseguró Bachelet.

Ante la presión internacional y frente a las denuncias presentadas por la ciudadanía y grabadas en varios videos, según las cuales civiles armados, acompañados por policías, realizaron disparos contra los manifestantes en Cali, el director de la Policía Nacional, mayor general Jorge Vargas, aseguró este viernes que “el inspector general de la Policía Nacional dio apertura de manera formal a la investigación a los uniformados que hayan cometido presuntas faltas, en donde a través de videos observaron a personas presuntamente armadas, realizando disparos cerca de uniformados de la Policía Nacional que posiblemente hayan cometido omisiones a sus funciones”.

Pido que se ponga fin a todas las formas de violencia, incluyendo el vandalismo, y que todas las partes sigan hablando, para que se garantice el respeto por la vida y la dignidad de todas las personas”, solicitó Bachelet.

La respuesta del gobierno de Iván Duque hasta el momento es militarizar para aplacar la protesta ciudadana. Duque firmó el decreto 75 de 2021, con el cual ordena la asistencia militar para ocho departamentos y 13 ciudades del país, incluyendo a Cali y el departamento del Valle del Cauca.

A partir de esta noche empieza el máximo despliegue de asistencia militar a la policía nacional en la ciudad de Cali y el departamento del Valle. Este despliegue llevará casi a triplicar nuestra capacidad en menos de 24 horas en todo el departamento asegurando una asistencia en puntos neurálgicos”, informó Duque en una rueda de prensa en la noche del 28 de mayo.​​​​​​​

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar