Los narco-paramilitares Águilas Negras amenazan a manifestantes en Facatativá

En ese municipio de Cundinamarca empezó a circular un panfleto en el que sentencian a los manifestantes y gestores de derechos humanos a ser torturados y asesinados si las protestas continúan.

Recientemente las protestas del paro nacional en Facatativá, municipio ubicado al occidente de Cundinamarca, no han transcurrido en calma. Este primer fin de semana de junio se dio a conocer que en el lugar está circulando un panfleto, presuntamente firmado por el grupo narco-paramilitar Águilas Negras, en el que se amenazan a manifestantes y defensores de derechos humanos locales.

La foto del panfleto ha circulado principalmente en redes sociales y en este señalan a los amenazados de guerrilleros que comparten ideales de izquierda y quieren llevar al país hacia un modelo socialista o comunista. Además, y lo más grave, es que se lee que si los manifestantes siguen apoyando el paro, están en riesgo de ser secuestrados y posteriormente torturados y asesinados.

En la Sabana de Bogotá, grupos de izquierda radical y guerrilleros camuflados de derechos humanos han instrumentalizado jóvenes y mamertos del paro para promover el caos y la anarquía en las calles de diferentes ciudades del departamento, sembrando odio en la sociedad y deslegitimando a nuestra fuerza pública. Estos malparidos revoltosos se han valido de sus discursos socialistas y adoctrinamiento en redes sociales para incendiar el país. ¡Hijueputas!, con la asistencia militar también llegamos nosotros a Facatativá. Los vamos a torturar y quebrar a ustedes y a sus familias si siguen mariqueando, para que sepan que esto no es un juego”, dice uno de los párrafos del panfleto.

Entre las personas amenazadas por este grupo narco-paramilitar están: Alba Elsy Gallego, Jeison Cajamarca, Andrés Escobar, Alejandro Murillo, Johnny Buitrago, El “Payaso Cuate”, Abraham e Israel Ortiz, Maicol Luna y las primeras líneas de los barrios San Pablo, Villa Alba y Mona blanca. Además, amenazan a los integrantes de los partidos Colombia Humana, Alianza Verde, UP, Polo Democrático, Mais y la Minga Indígena.

Las amenazas también fueron dadas a conocer por el senador del partido Polo Democrático Iván Cepeda, quien aseguró que en el marco del paro nacional hay un “despliegue del paramilitarismo urbano”. Así mismo, rechazó la violencia sistemática en contra de los manifestantes, sobre todo los jóvenes.

De hecho, el mismo senador aseguró que este fin de semana entregó un segundo informe a la Corte Penal Internacional (CPI) sobre la situación de crímenes de lesa humanidad ocurridos en Colombia en medio de las manifestaciones. Este documento da cuenta de al menos 3.825 violaciones a los derechos humanos, entre el 28 de abril y el 2 de junio. Además, informa sobre 229 nuevos hechos violentos, de los que 1271 personas salieron heridas, ocurridos del 11 de mayo a la fecha. Así mismo, se aporta la identidad de 554 víctimas.

Cepeda señala que hay casos de asesinatos; violación y violencia sexual; tortura y otros actos inhumanos; encarcelación u otra privación grave de la libertad física; y asegura que el paramilitarismo urbano es el nuevo modus operandi contra la protesta social, justo como se evidencia en el mencionado panfleto.

Teniendo en cuenta que esto atenta contra los derechos a la vida y a la protesta de los manifestantes, se solicitó que el caso sea investigado. La Policía ya está enterada de la situación y se espera que, junto a la Fiscalía General de la Nación analicen si, en efecto, este panfleto de verdad está firmado por las Águilas Negras y en caso de que no, se investigue quién o quiénes serían los responsables. Además, se espera que se le brinde protección a los amenazados.

Facatativá es uno de los dos municipios que está militarizado en Cundinamarca por orden del presidente Iván Duque. Sin embargo, este hecho no ha ayudado a controlar la situación de orden público, y por el contrario, se han registrado más altercados entre la fuerza pública y los manifestantes. Actualmente se investiga la quema de una Estación de Policía y el Palacio de Justicia.

Además, hay controversia porque la Procuraduría Provincial de Facatativá publicó un oficio en el que pide a concejales de ese municipio evitar realizar publicaciones en sus redes sociales sobre cualquier provocación que se dé en medio del paro nacional. El texto fue rechazado por miembros del Concejo de Facatativá, entre ellos el concejal animalista David Perdigón, quien lo consideró un atentado a la libertad de expresión.