¿Y al alcalde quién lo ronda?

Solo queda recordarle a los ciudadanos, que en este gobierno como en todos los demás, la ley solo es para los de ruana, que la administración del Estado en todos los niveles de gobierno es una vergüenza.

Por Ángel Humberto Tarquino

El alcalde Saldarriaga está convencido que los ciudadanos que han asistido a los cabildos abiertos convocados por las Juntas Administradoras Locales de las Comunas 6 y 3 no solo no quieren pagar impuestos, sino que además está totalmente seguro que tampoco votaron por él. 

 Por tanto, esos ciudadanos no han merecido el más mínimo tiempo, ni atención, ni interés, ni mucho menos respeto para ser escuchados en relación con las problemáticas que aquejan los territorios en los que habitan las comunidades que ellos lideran, y los ha dejado plantados en dos ocasiones consecutivas.

Y ni qué decir de los 15 concejales, verdaderos vasallos del mandatario municipal, que no solo lo imitan en sus pésimas relaciones con los ciudadanos, sino que también como el alcalde obran en contra del interés general, mientras los ciudadanos desconcertados se preguntan si tales actitudes no podrían ser al menos objeto de llamados de atención, sanción disciplinaria o administrativa alguna por sus desafueros contra los ciudadanos.

Solo queda recordarle a los ciudadanos, que en este gobierno como en todos los demás, la ley solo es para los de ruana, que la administración del Estado en todos los niveles de gobierno es una vergüenza; que nuestra sistema judicial es un sistema clasista y que los organismos de control cohonestan con toda suerte de abusos frente a los cual los poderosos gozan de fuero para hacer y deshacer desde sus cargos y pasan de agache tan y reprochables comportamientos que sancione o castigue tan pésima y aberrante conducta con los ciudadanos, que además de pagar sus impuestos merecen total respeto.

La postura arrogante y soberbia del mandatario municipal demuestra que no está gobernando para todos los ciudadanos, sino que lo hace de manera exclusiva para los financiadores de su campaña para sus electores, desconociendo que muchos de ellos han hecho presencia en los dos cabildos, porque se han sentido lastimados por los abusivos cobros del impuesto predial, engañados y defraudados por su pésima gestión de gobierno en temas neurálgicos de su plan de desarrollo.

Como lo registran los medios locales y nacionales, la desbordada e incontrolada inseguridad en la ciudad producto del reducido pie de fuerza, la ausencia de una estrategia seria de seguridad, la ineficiencia e incompetencia del sistema de vigilancia por cuadrantes, la carencia de cámaras de monitoreo, el deficitario nivel de inteligencia policial son el abono que fortalece el crecimiento del crimen organizado, la delincuencia común, el microtráfico la violencia doméstica, el hurto, el homicidio y toda suerte de delitos forman parte de la cotidianidad de la vida citadina de los habitantes del municipio.

A las presuntas irregularidades en la constitución de la empresa que ejecuta la actualización catastral por interés indebido de parte del mandatario municipal, las irregularidades en las que esta última habría incurrido por los desproporcionados valores en el cobro del impuesto predial dentro del proceso de actualización catastral, y que son objeto de investigación por la Fiscalía General de la Nación, se suma preciso la “casual” selección de dos empresas finalistas que “cumplían” los requisitos para obtener el contrato de reparación de la malla vial por una suma cercana a los a los 22 mil millones de pesos, y termino siendo una de las empresas integrantes del consorcio Centros Poblados defraudador de los 70 mil millones de pesos destinados a la conectividad de las instituciones educativas de las zonas rurales del país. De la que nos salvamos…

ahtarquinog@gmail.com

* Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son del autor y no de SOACHA ILUSTRADA.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar